Mitt Wingman

Description:
Bio:

Durante el colapso de la Segunda Republica, muchos mundos quedaron aislados del resto, como fue el caso de Nemoidian. Es este un planeta con condiciones bastante adversas para la vida, pero extraordinariamente rico en recursos minerales. Por eso se establecio en el una colonia de mineros. Al producirse el colapso y quedar aislados del resto del universo, el poder en la colonia adopto una extructura marxista y se limitó el numero de habitantes de la colonia al maximo que se podian mantener con la escasa produccion de alimentos, agua potable y oxigeno que la colonia era capaz de producir de forma autonoma. Los colonos sabian que su unica posibilidad de subsistencia era mantener las maquinas de terraformacion en marcha, y para ello necesitaban piezas muy concretas para los repuestos, y estas necesitaban una industria mecanica y electronica, que a su vez necesita minerales y otras materias primas. El resultado es que la colonia se industrializo y se oriento al maximo al objeto de cuidar de las instalaciones que les mantenian con vida. Cuando nacia un niño en la colonia, antes de aprender a andar ya sabia manejar un robot minero. Antes de los diez ya era capaz de fabricar juntas, rodamientos y otras piezas mecanicas, y antes de los catorce, capaz de reparar un circuito impreso.

Los piratas llegaron a las inmediaciones de Nemoidian hace relativamente poco tiempo. Despues de examinar el planeta se dieron cuenta de que la verdadera riqueza del planeta no eran los recursos (que, aunque raros, se podian encontrar en muchas partes), sino los colonos en si. Por tanto, realizaron un ataque, al que los colonos respondieron con valentia, pero poca fortuna al no estar acostumbrados a los enfrentamientos (los asesinatos aparecian solo en las leyendas de la colonia). Los piratas se hicieron con un botin de valor incalculable, que vendieron rapidamente a los exclavistas. Decenas de tecnicos muy aventajados en todas las redenciones, de poco mas de 14 años, entre ellos Mittim Wihnghama, o Mitt Wingman, como le rebautizo su primer amo.

Mitt fue vendido inicialmente a un Baronet, que, arruinado por las apuestas de juego, lo cedio a un famoso señor feudal y pirata, Andrew Roberts. Roberts era un pirata famoso en todo el sector, que actuaba a las ordenes de los Hazat a modo de corsario, lo que le concedia cierta impunidad a sus actos. Sin embargo, Roberts detestaba la violencia y la emplea solo en casos de extricta necesidad. Prefiere mostrarse cortes, amable y atento para con sus victimas, lo que ha terminado ocasionando que los asaltados reaccionen con alivio al saber que su asaltante era el pirata Roberts. Despues de desvalijarles, hasta solia escoltar las naves saqueadas hasta una zona segura. “Es lo menos que podemos hacer. Ya que les hemos dejado indefensos en una zona tan peligrosa, debemos asegurarnos de que al menos tengan una oportunidad”. A Roberts le cayo bien Mitt desde el principio, y su tenacidad, buen trabajo, y el arrojo que demostro en defensa de su capitan durante una escaramuza en un bar de un planeta perdido que ni aparece en los mapas, hicieron que Roberts concediera la libertad al muchacho con solo 18 años, como regalo por su mayoria de edad. Ese mismo dia, le ofrecio el cargo de oficial tecnico de su nave insignia, la “Nomans Land”, un antiguo pecio espacial encontrado por Roberts, terriblemente antiguo, puede que de finales de la Segunda Republica, que encontraron varado hacia tiempo, y por tanto, terriblemente avanzado y aventajado, pese a que muchos de sus componentes no pudieron ser reparados y debieron ser sustituidos por obsoletos elementos actuales (en comparacion con las piezas originales) La dedicacion de Mitt a su trabajo (es su filosofia de vida), hicieron que, despues de unas bajas inesperadas por un intento de sublevacion, Mitt pasase a convertirse en primer oficial de la “Nomans Land”. Y Roberts realizaba dicho nombramiento con vistas a su ya cercano retiro. Roberts decidio que el mejor sustituto para la capitania era ese joven tecnico que una vez recibio como pago a unas deudas, y anuncio a su tripulacion que se sentia mayor, que repartia el botin hasta entonces acumulado en las proporciones que cada uno tenia establecidas (los tripulantes iban a porcentaje), y que se retiraba, ejecutando su prerrogativa de designar al siguiente capitan… Mitt. Se convertia en capitan de una de las mejores naves del universo con solo 25 años.

La mayoria de los tripulantes no conocian otra vida, y siendo aun muy jovenes, decidieron continuar enrolados. Por desgracia para Mitt, el antiguo intento de sublevacion no se había erradicado completamente, y su cabecilla, aunque sin descubrir, el capataz Cardoso, consiguio los apoyos necesarios, y en una rapida refriega a bordo, domino el barco y mato a los principales apoyos de Mitt. Cardoso tuvo una idea que le parecio divertida para acabar con Mitt. Le dejaron flotando en un traje de vacio, en medio del espacio, con tres horas de aire, para que “tuviera tiempo para pensar”. Le dijeron a Mitt que en cualquier momento podia acabar rapidamente quitandole los precintos a sus casco. Y en medio de risas que Mitt escuchaba por la radio, la “Nomans Land” (o tambien conocida como la Nomada), desaparecia rumbo a saqueos que serian mucho mas violentos de lo que la gente acostumbraba a ver a la tripulacion de aquella nave.

Mitt no desespero. Tenia tres horas. Y aunque es terriblemente dificil, improbable, que una nave lo localizase en aquella zona perdida de la mano del pancreator (en quien Mitt no cree), nunca se sabia. Acabar sus posibilidades antes de tiempo es algo que Mitt no hace. Mitt apura sus posibilidades por pequeñas que sean hasta que no queda ninguna. Y solo entonces acepta la derrota con un encogimiento de hombros. Para ayudar a su localizacion, reconfiguro su radio para que emitiera un cortisimo pero potente escaneo de frecuencias en las inmediaciones. No era una baliza, ni una llamada de socorro, pero a cualquier oficial de comunicaciones le sonaria terriblemente extraño.

Por tanto, tomo una corta bocanada de aire (tratando de racionalizarlo) y esperó a que algo ocurriese en aquellas tres horas.

Comparte los rasgos de caracter de la gente de su colonia. Son reservados, pragmaticos y adaptables a las circunstancias con lo que tienen. Por lo general nunca desprecian a nadie ni a nada, solo le juzgan por su valor para aportar soluciones a los problemas y lo respetan en funcion de dicha utilidad. Por eso, en ocasiones, se comporta de una forma extremadamente fria y calculadora, lo que no hace por maldad, sino por deformacion de caracter. Mitt es un mecanico y electronico terriblemente aventajado, tambien aprendio a pilotar cargueros de mineral en su planeta, por lo que esta acostumbrado a la navegacion atmosferica, en condiciones muy desfavorables ademas.

Como hemos dicho, Mitt es terriblemente reservado, pero no timido. Juzga a las personas por su utilidad, no por su inteligencia, ni su atractivo, ni su rango (aunque todas esas cosas ha tenido que aprenderlas desde que se incorporo a la sociedad normal). De hecho, las mujeres en su colonia apenas se las distinguia de los hombres, dado que la vestimenta era estandar, y los matrimonios eran determinados por el servicio medico de la colonia en aras de evitar las enfermedades geneticas y los peligros de la endogamia. Las mujeres del “exterior” le confunden con su exotismo y las reacciones que despiertan en el.

Entre su equipo hay tres posesiones que valora por encima de todo. La primera es un fragmento de un extraño mineral, que segun se experiencia solo es extraido en Nemoidian, y que lleva como colgante. Desgraciadamente para el, nadie recuerda de donde le trajeron, ni donde se encuentra Nemoidian. La segunda es su arma, una pistola que le regaló Roberts, dado que no funcionaba, y el aprendio a usar y mantener. Es un arma escupeplomo, pero que el ha adaptado. Solo tiene tambor para una bala y debe cargar tras cada disparo, pero fabrica sus propias balas y las adapta a su filosofia de “no matar” a menos que sea extrictamente necesario. Entre sus balas posee algunas que lleban cargas de gas incapacitante, balas de goma, balas con transmisores de radio, y balas normales, letales, solo para emergencias. La tercera es la “Nomada”. Roberts le nombró capitan, y como oficial tecnico, la llevo a un grado de perfeccion y mantenimiento que no había conseguido aquella nave en siglos. Es SU nave. Y la quiere recuperar por encima de cualquier otro objetivo en esta vida.

Mitt Wingman

Destino Incierto greatkithain greatkithain